Geólogos lanzan advertencia sobre un potencial tsunami para Argentina y Chile

Por Catastro / hace 3 meses / 0 Comentarios ».

Un estudio reveló que la costa de Argentina y una parte del extremo sur de Chile podrían padecer tsunamis en el futuro, debido a un probable megaterremoto en el océano Atlántico Sur.

Fue el geólogo Jorge Rabassa, profesor en la Universidad Nacional de Tierra del Fuego y director del CONICET, quien lanzó esta advertencia a los medios argentinos.

«Toda la costa atlántica de Tierra del Fuego está sometida al riesgo de un tsunami que podría generarse en la zona de las Islas Sandwich del Sur, que es una de las regiones más activas del planeta. De hecho el CADIC (Centro Austral de Investigaciones Científicas) años atrás estudió los depósitos costeros de la región entre Río Grande y Bahía San Sebastián, y hallaron evidencia de que en los últimos 6 milenios han habido al menos tres tsunamis de gran magnitud en la costa atlántica de Tierra del Fuego. Ocurrieron hace miles de años, pero las condiciones son exactamente las mismas ahora», explica Rabassa.

Las islas Sándwich del Sur constituyen un archipiélago deshabitado de 310 km² ubicado en el océano Atlántico Sur, y se hallan a unos 2000 kilómetros de distancia de la costa sudamericana. Se cree que los tsunamis podrían haberse originado por el desprendimiento de grandes bloques de tierra de las islas debido a terremotos masivos en la región.

LLEGARÍA HASTA EL PACÍFICO

Asimismo, el científico advierte que, de darse este posible tsunami, las olas también llegarían a afectar a Chile cruzando por el Estrecho de Magallanes.

«En Porvenir, sector chileno de la isla de Tierra del Fuego, todo el pueblo está rotulado con indicadores de hacia dónde dirigirse en caso de un tsunami generado en el Estrecho de Magallanes. Esto demuestra un nivel de conciencia entre los colegas chilenos superior al que nosotros tenemos, teniendo en cuenta que Chile es un país de altísima peligrosidad sísmica», comenta.

Es por esta razón que el experto exhorta a las autoridades argentinas a que tomen medidas para tratar de aminorar los daños que tendría un maremoto sobre las ciudades que miran a la parte más fría del Océano Atlántico.

«Lo que intento es concientizar a las personas y a los gobiernos. Hay una gran ignorancia sobre el tema, pero yo sigo tratando de ayudar en crear conciencia: los sismos y tsunamis existen y son posibles en nuestro país. En 1898, Mendoza fue totalmente destruida por un terremoto. Y San Juan lo sufrió en 1944. No estamos haciendo fantasía científica, solamente decimos que estas cosas pasaron y pueden volver a ocurrir», sentencia el director del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas).

Comenta esta nota!